Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Ha salido a la luz el prontuario de Julián Macías Tovar, quien es buscado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), para realizar una campaña sucia contra el gobierno del presidente Luis Abinader, y dicen que es un vulgar matón y el macarra que todo partido necesita para hacer sus diabluras, además de que todos son conscientes que es un presunto delincuente.

 

Algunos manifiestan de Julián Macías que “es un vulgar baladrón”, otros de su propio partido que es la estropeada que toda estructura política necesita. Sin embargo, sus propios compañeros son conscientes que es un presunto malhechor necesario para algunas actividades ilícitas “cositas”.

 

¿Cositas? Fue denunciado por planear y diseñar una campaña de difamación contra el juez García-Castellón. Es una especie de Gestapo de Podemos que ataca para que millones de moscas retuiteen las mentiras de aquellos a los que hay que desacreditar. Las Fuerzas de Seguridad del Estado andan detrás de él.

 

Como recoge Luca Constantini, experiodista de El País y actual columnista de Voz Populi, sus propios compañeros le tildan de “cuadro político desastroso” dado su fracaso como político en Extremadura. Su fama de mal político, “torpe donde los haya”, le abocó, según esta información, a hacerse difamador profesional, siendo el responsable máximo de redes de Podemos. La verdad es que es inocuo, bastante inocente, pero su intención es probablemente delictiva.

 

El fracasado de Macías fue el que orquestó la campaña contra el ex abogado José Manuel Calvente, acusándolo falsamente de acoso y otras lindezas. Pero, ¿cómo llegó a representar a Podemos? Fue Juan Manuel del Olmo, acusado de malversación y financiación ilegal, quien puso Neurona -la sociedad presuntamente corrupta de Podemos investigada-, con Julián Macías Tovar.

 

Éste, según las noticias ya publicadas, desde un modesto piso de Leganés se dedicaba a tejer una red de bots para difamar, injuriar y calumniar. Bots y algo así como varias decenas de esclavos digitales que le retuitean. “Pablo Iglesias siempre estuvo al tanto”, señalan en la organización morada.

 

La Guardia Civil investiga de cerca la profusión de insultos que emanan de sus avatares: “hijo de punta”, “bastardo”, son algunas lindezas que propinan. Todo ello aderezado con mentiras y vídeos sobre los agredidos.

 

A por el último que se han lanzado ha sido a por Antonio Miguel Carmona, militante socialista que defiende al PSOE en todas las televisiones (ese fue su delito). Profesor universitario, al que acusa de todo tipo de fechorías. Pero el tonto de Macías ha dado con alguien como Carmona que, no solo le ha contestado, sino que se ha mofado de él en las redes sociales.

 

Hay más de Julián Macías Tovar. Relacionado con su familia más cercana. Pero eso… para una próxima entrega.

 

Fuente: Diario Progresista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.