Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El periodista e incansable trabajador social Salvador Holguín, asumió el caso de su compueblano dajabonero Ramón Martínez, quien se encuentra postrado en una cama enfrentando delicados y desafortunados problemas de salud. “Con la ayuda de Dios lo vamos a resolver!!!”, exclamó Holguín.

El joven residente en el sector El Pavo de Dajabón, se encuentra postrado en una silla de ruedas debido a las complicaciones de salud que atraviesa.

Ramón Martínez, fue diagnosticado con varios tumores en la médula espinal, enfermedad que le impide trabajar y llevar el sustento diario a su familia.

“Bueno mi situación de salud es difícil, imagínese cuando uno no puede caminar u orinar normalmente que tiene que ser por una sonda… yo hace un tiempo, alrededor de tres años, me salió un tumor y me dejó invalido en ese momento y me operaron, pero hace un tiempo, otra vez, volvió un tumor, ahora doble y me dejó invalido otra vez”, expresó el dajabonero preocupado por las precarias condiciones en las que lo sumió el problema de salud.

Cabe destacar que la familia de este humilde individuo se valía de las ayudas que le suministraban algunos vecinos y allegados, para que estos pudieran salir adelante.

En ese orden, realizaron un llamado para que el presidente de la República Luis Abinader y el Ministro de Educación Roberto Fulcar puedan ayudarle, para que pueda ser repuesto en su cargo y de esa forma solventar sus estudios médicos.

“Yo estaba nombrado ahí en la escuela de Villa Alegre, hace ya como 9 años y 7 meses, cuando caí en este proceso la directora me intentó ayudar con su mano amiga, pero ahí en ese proceso me ayudó… pero en la transición de gobierno me desvincularon así como estoy en esta situación me cancelaron, y actualmente estoy sin seguro y sin empleo”, dijo Martínez.

“Le hago un llamado al presidente y al Ministro de Educación, para que pongan su mano amiga a ciertas personas”, agregó.

Por su parte, la esposa de Ramón Martínez expresó: “Yo vivo gracias a la obra de Dios primeramente, y gracias a muchas amistades buenas que uno ha conseguido, que nos han ayudado cuando nos falta un chin de arroz me dicen ven aquí toma 100 pesos, fulana esto… para los mismos medicamentos que Ramón está tomando, que tiene que tomarse tres pastillas diarias, y cuestan muchos, a veces como puedo busco donde los vecinos o el hijo mío que no vive aquí, pero que cuando viene me ayuda a moverlo, bañarlo y gracias a Dios que conseguimos una silla prestada”.

Por último, quienes deseen ayudar y cooperar con esta humilde causa pueden hacerlo a través del número de cuentas del Banreservas 061-0241937.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *