Comparte esta noticia con tus contactos

SANTO DOMINGO.- La dotación completa de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), en Boca Chica fue sustituida luego de un sin número de denuncias de que el referido departamento maltrataba a jóvenes de la comunidad a los que supuestamente se les colocaba drogas para justificar su apresamiento.

 

En ese sentido, el vicealmirante José Manuel Ulloa Cabrera, presidente de la DNCD, dijo que designó una comisión de oficiales de esa institución para investigar las denuncias.

 

Asimismo, durante una visita al alcalde Fermín Brito Rincón, el funcionario se comprometió a investigar las quejas que le hicieran algunos regidores en relación a supuestos apresamientos abusivos e ilegales llevados a cabo por agentes de esa entidad.

 

“Yo le voy a garantizar una cosa, aunque sea mi hijo, si me rinden un informe donde se demuestra que nuestros miembros actuaron de manera incorrecta serán sancionados drásticamente y vendremos aquí para hacerlo saber a ustedes, de lo contrario también vendré y le daré los detalles de lo ocurrido”, manifestó.

 

De igual forma prometió que en un plazo de 10 días estará presentando ante la sala capitular de ese municipio el informe que le rinda la comisión de oficiales, advirtiendo que no tolerará los excesos por parte de sus subalternos en contra de la población.

 

Cabe indicar que el encuentro, realizado en la sala capitular del ayuntamiento, congregó a los regidores quienes expusieron las problemáticas que se suscitan entre jóvenes “de buen vivir” y miembros de la DNCD, en distintos barrios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.