Comparte esta noticia con tus contactos

SANTO DOMINGO.- El periodista Miguel Ángel Gutiérrez, aseguró que el allanamiento realizado en el día de ayer al comando de campaña del actual alcalde de Santiago Abel Martínez, por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), se debió a la lucha interna que libran actualmente algunos aspirantes a la postulación presidencial y otros cargos en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ya que quien estuvo a la cabeza del operativo fue un fiscal y reconocido dirigente de la organización morada dela referida esa ciudad.

 

De acuerdo con el comunicador, el allanamiento solo tiene esa lectura, pero se agregaría una segunda que también responde a la primera hipótesis de las luchas intestinas del Partido de la Liberación Dominicana, y sería posiblemente que el fiscal obtuviera datos comprometedores que tuvieran que ver con las supuestas pacas para gallinas mencionadas por el propio alcalde en su posterior rueda de prensa.

 

Gutiérrez, además señaló que solamente serios intereses internos ligados a datos que podría manejar el fiscal de Santiago, José Francisco Núñez quien fuera designado Procurador Fiscal titular en Santiago, en el año 2018 en pleno gobierno peledeísta, pudieron provocar dicha actuación.

 

«Esto es muy serio, que un fiscal del mismo partido político al que pertenece el alcalde Abel Martínez, le de una idea al pueblo dominicano, de que este pueda estar ligado al mundo de las droga, creo que Abel Martínez, partiendo de esta premisa tendrá que dar otras explicaciones a la sociedad. Sabemos que las luchas a lo interno del PLD han sido las más sangrientas en los últimos 90 años, pero llegar ahí, es más peligroso aún», indicó.

 

Se recuerda que en el día de ayer el fiscal José Francisco Núñez junto a agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) allanaron la oficina política del alcalde de Santiago, Abel Martínez, con una orden de allanamiento supuestamente contra 2 sospechosos identificados por la DNCD como Almirka Rafael Soto Candelario y Carlos Edelmiro Peña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *