Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Según el presidente de la Asociación Nacional de Distribuidores de vehículos (Anadive) aseguró que la crisis generada por la pandemia del coronavirus ha provocado una escasez de vehículos sin precedentes en la industria automotriz, con serias repercusiones en la República Dominicana.

 

Asimismo, César de los Santos dijo que la falta de unidades provocó que la Asociación que dirige haya suspendido las ferias de los dos últimos años debido a que no tienen que ofertarles a los compradores.

 

El señor De los Santos, propietario del reconocido dealer «César Motor”, explicó que la crisis ha provocado que en los vehículos usados sus precios se han incrementado hasta en un 20 por ciento lo que resulta prácticamente inalcanzables para el público pueda adquirir ese tipo de unidades.

 

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11 y TV Quisqueya para Estados Unidos, el dirigente comercial dijo que, pese a esa situación, los dealers han podido limpiar sus inventarios porque la gente lo ha comprado con todo y precios altos porque no tiene otras alternativas.

 

Con respecto a los vehículos nuevos aclaró que han mantenido sus precios, pero el problema es que en la actualidad no los tienen en inventario, y quien quiera comprar uno ahora debe encargarlo para ser entregado en los meses de enero o febrero del 2022.

 

“Una de las cosas que yo les decías a todos mis colegas es que nosotros no podemos ir a una feria para vender todo el inventario y después no tener como reponerlo, ahora mismo uno no sabes si vendiendo el vehículo es mejor que quedándose con él”, sentenció.

 

A la escasez de vehículos hay que agregarle el incremento que ha experimentado el costo del flete, como por ejemplo desde China que, un contenedor te costaba mil 800 o dos mil dólares, en la actualidad tiene que pagar entre 18 mil a 20 mil dólares.

 

“De Igual manera la gran cantidad de vehículos son importadas desde Estados Unidos, si tu observa los Rent a Cars de ese país, que era el vehículo usado que nosotros comprábamos para abastecernos cada uno o dos años, que cambiamos la flotilla, hoy en día esas empresas van a las subastas a comprar vehículos usados porque no hay nuevos”, amplió De los Santos.

 

Dijo que lo que está sucediendo con la industria automotriz es algo sin precedente, pues en el 2010 hubo una caída en la producción y las ventas, pero en nada se compara con la situación actual.

 

“Antes de la pandemia la producción anual de automóviles era de 95 millones, y en la actualidad está en 75 millones”, apuntó.

 

Explicó que una cosa positiva de la situación creada es que los dealers han podido limpiar los inventarios de vehículos usados.

 

Sostuvo que por esa razón Anadive no pudo hacer sus ferias, suspendió la del 2020, y tampoco la van hacer este año que casi finaliza.

 

Dijo que los precios se han aumentado de tal manera que comprar un vehículo se ha hecho inalcanzable, ya que los carros usados están un 20 por ciento más caros y los nuevos, la mayoría de las marcas, no hay disponibles.

 

César de los Santos revela que las ventas de vehículos en el país han bajado de 90 mil a 60 mil al año

 

El presidente de Anadive César de los Santos dijo que la venta de vehículos ha sufrido una disminución muy significativa con respecto a lo que sucedía antes de la pandemia.

 

“En tiempo normal aquí se estaban vendiendo entre 85 mil y 90 mil vehículos al año, nuevos y usados, y el año pasado se está hablando de que se vendieron entre 55 mil y 60 mil unidades, lo que implica una reducción de casi un 40 por ciento”, detalló.

 

Dijo que eso provocó una brusca caída en las recaudaciones aduanales el pasado año, por concepto de importación de vehículos.

 

“Tu compara el año 2020 en que el Estado a través de Aduanas dejó de recibir 14, 280 millones de dólares”, precisó el presidente de la Asociación Nacional de Importadores de Vehículos.

 

Preguntado en torno a la disponibilidad de unidades de vehículos para ofertar en las dos grandes ferias que realizan los bancos de Reservas y Popular, de los Santos respondió que venderán lo que tienen.

 

“Las ferias más esperadas son las de Banreservas y Popular que significan para los dealers el lechón de la navidad porque se venden gran parte de los inventarios, hoy en día ofertaremos lo que tenemos ahí en la feria del Banco de Reservas y lo que quede será para la del Banco Popular”, dijo el propietario de César Motor.

 

Aclaró que dealers e importadores arribaron a un acuerdo con el Banco de Reservas para hacer preventas y que los vehículos lleguen de enero a febrero, pero que se mantengan las facilidades que ofrece la feria.

 

César de los Santos sugirió a quienes tengan un vehículo en buenas condiciones que no salgan de él porque corren el riesgo de no conseguir el que desean.

 

Dijo esperar que la situación se pueda normalizar a partir del próximo año, pero mientras tanto los dealers harán todo lo que esté a su alcance para satisfacer la demanda de su clientela.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *