Comparte esta noticia con tus contactos

El titular de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Luis Henry Molina, señaló que todos los jueces están débiles ante el escrutinio de sus funciones, pero que a la vez también están respaldados en el principio de supuesta de inocencia.

Asimismo, respondió a las inquietudes de los periodistas sobre las investigaciones al juez Francisco Consoró que desarrolla el Ministerio Público, a solicitud del Consejo del Poder Judicial (CPJ), que preside Molina.

«Ese es un proceso que está en curso, es un proceso sobre el cual no puedo tomar ningún tipo de opinión, porque me va a tocar tomar algún tipo de decisión», puntualizó el magistrado.

Al preguntarle si están siendo investigados más jueces, respondió que «todo aquello que conlleve infracción de carácter penal corresponde ser investigado por el Ministerio Público.

Al mismo tiempo enfatizó que el Poder Judicial ha fortalecido su sistema de integridad, con un código de comportamiento ético, que contiene acciones de prevención y un régimen de consecuencias.

Rehusó referirse a la sentencia del Tribunal Superior Administrativo que dispuso la reintegración de la jueza Margarita Cristo.

Protocolo

El presidente de la Suprema habló luego de encabezar un acto de presentación un protocolo para la actuación en casos de violencia, discriminación y acoso en el sistema de Justicia.

El protocolo tiene el propósito de propiciar un entorno saludable, libre de hostigamiento, discriminación y acoso sexual y/o laboral.

Contiene medidas preventivas y un sistema de consecuencias que serán aplicados en el Poder Judicial.

Fue presentado con motivo de conmemorarse este 25 de noviembre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El presidente del Consejo Poder Judicial invitó a unirse para continuar la lucha contra la erradicación de todo tipo de violencia machista.

Indicó que la implementación del Protocolo obedece a una política que tiene alcance a lo interno del Poder Judicial como para los usuarios externos.

Señaló que la incorporación de la perspectiva de género de manera transversal en la administración de justicia es necesaria.?

“El compromiso es trabajar desde nuestros espacios, desde cada tribunal del país, cada oficina, cada hogar, para erradicar todo tipo de violencia contra las?mujeres, utilizando todas las herramientas a nuestro alcance e implementando las políticas públicas?necesarias para prevenir y sancionar?este tipo de delito”, expresó

De su lado, la magistrada de la SCJ, Nancy Salcedo Fernández, coordinadora de la Comisión para la Igualdad de Género del Poder Judicial, destacó los avances que en esa materia se lograron en el 2022.

“En el Poder Judicial el sello Igualando RD cuenta con un avance de un 86%. Además, en el Observatorio de Justicia y Género durante los primeros 10 meses del año recibió más de 28,600 visitas y realizó 243 publicaciones, entre estas libros, jurisprudencias y decisiones nacionales e internacionales”, resaltó la magistrada Salcedo.

Indicó que en los 15 Centros de Entrevista Forenses para personas en condiciones de vulnerabilidad, víctimas o testigos de delitos se les brindó servicio a 745 mujeres, niñas y adolescentes en el período enero-octubre 2022.

«Este protocolo es un arma para la defensa de las mujeres acosadas, tal como fue Minerva y sus hermanas acosadas por un régimen», manifestó.

Resaltó que el protocolo es parte del compromiso institucional de mejorar el acceso a la justicia, velar por la protección de las mujeres e incentivar la erradicación de la violencia contra los grupos vulnerables, avanzando con las implementaciones propuestas y humanizando el sistema de justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *