Comparte esta noticia con tus contactos

SANTO DOMINGO.- Por lo menos cuatro de los más de 25 mercenarios colombianos que habrían formado parte del comando armando que asesinó al presidente haitiano Jovenel Moise, pasaron por la República Dominicana y visitaron sitios turísticos días antes de cometer el magnicidio.

Según el diario colombiano El Tiempo, los colombianos son exmiembros del Ejército que viajaron a Punta Cana el viernes 4 de junio, a las 2:25 de la tarde, por la aerolínea Avianca.

 

«Dos días después, salieron por el puesto fronterizo Carrizal -ubicado a 5 horas en carro de Punta Cana-, con destino a Haití», precisó el diario.

 

Asimismo, señaló que Grosso Guarín y sus tres acompañantes alcanzaron a hacer turismo en República Dominicana. Agentes de inteligencia que están investigando el magnicidio tienen fotos de los exmilitares colombianos en el Faro Colón, ubicado en Santo Domingo Este.

 

Según las fotos colgadas por Guarín en sus redes, los mercenarios se hicieron fotos frente al Palacio Nacional.

 

«EL TIEMPO tuvo acceso exclusivo al documento confidencial que tiene en sus manos el gobierno de Haití sobre la identidad de los colombianos supuestamente involucrados en el crimen de Estado. Y estableció que varios de los capturados y otros sospechosos de estar involucrados en el asesinato, llevaban un mes en Haití», indica el diario colombiano en su portal.

 

 

Frente al Faro a Colón.

 

Por otro lado, las autoridades haitianas han dicho  que la mayoría de los asesinos colombianos llegaron al país hace tres meses, según dijo un juez al diario “Le Nouvelliste” este jueves.

 

“Los mercenarios estaban en Haití desde hace cerca de tres meses”, dijo el detenido James Solages, según declaró al periódico el juez de paz Clément Noël, quien interrogó a dos de los detenidos.

 

James Solages y Joseph Vincent son los dos estadounidenses de origen haitiano que fueron arrestados por supuestamente formar parte del comando, que contaba además con 26 colombianos, según las autoridades haitianas.

 

Ambos declararon al juez que fueron contratados como intérpretes, dijeron haber encontrado el trabajo por internet y aseguraron que la misión consistía en “detener al presidente Jovenel Moise, en el marco de la ejecución de un mandato judicial de instrucción” y “no matarlo». Solages también dijo que llevaba un mes en Haití y Vincent declaró haber llegado al país hace seis meses.

 

La Policía haitiana anunció este jueves que el comando estaba compuesto por 28 personas, de los cuales 26 eran de nacionalidad colombiana.

 

Por el momento, 15 colombianos y los dos estadounidenses de origen haitiano fueron arrestados, tres colombianos murieron y otros ocho están huidos, según las informaciones ofrecidas este jueves por las autoridades haitianas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *