Comparte esta noticia con tus contactos

El Congo. – Las pruebas genéticas expusieron que una infección confirmada la semana pasada era un nuevo “evento de propagación”, una transmisión desde un animal infectado, y no estaba vinculada al último brote, que se declaró terminado en diciembre, indicó la Organización Mundial de la Salud el lunes en Twitter.

 

La segunda víctima mortal es una mujer emparentada con el primer caso, dijo un portavoz de la OMS a Reuters.

 

Cabe indicar que el primer paciente comenzó a mostrar síntomas el 5 de abril, pero no buscó tratamiento durante más de una semana. Ingresó en un centro de tratamiento del ébola en Mbandaka, la capital de la provincia congoleña de Ecuador, el 21 de abril y murió ese mismo día.

 

“Esta es una noticia muy triste, y debemos continuar poniendo todo nuestro esfuerzo en salvar la vida de cualquier otra persona que pueda haber contraído el virus. Hasta ahora, al menos 145 personas han sido incluidas como contacto estrecho”, dijo la Dra. Fiona Braka, la líder del equipo de respuestas de emergencia en la Oficina Regional de la OMS para África, en un comunicado enviado a CNN.

 

La OMS dijo que las investigaciones para determinar la fuente del brote actual siguen en curso. Ha habido tres brotes de ébola en la provincia de Equateur desde 2018.

 

La mujer comenzó a experimentar síntomas el 13 de abril, dijo Braka, y agregó que “los socorristas han estado trabajando intensamente para encontrar a cualquiera que haya interactuado con ella mientras tenía síntomas y están monitoreando de cerca su salud”.

 

Le dieron un “entierro seguro y digno”, agregó Braka.

 

El paciente inicial comenzó a experimentar síntomas el 5 de abril y buscó tratamiento en un centro de salud local antes de ser admitido en un centro de tratamiento de ébola el 21 de abril para recibir terapia intensivos, dijo la OMS el fin de semana. Murió más tarde ese día, confirmó la organización.

 

“El tiempo no está de nuestro lado”, dijo el sábado el Dr. Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

 

“La enfermedad ha tenido una ventaja de dos semanas y ahora estamos tratando de ponernos al día. La noticia positiva es que las autoridades sanitarias de la República Democrática del Congo tienen más experiencia que nadie en el mundo en el control rápido de brotes de ébola”.

 

Las vacunas se enviarán a Mbandaka y se administrarán a través de la estrategia de “vacunación en anillo”, donde los contactos y los contactos de los contactos se vacunan para frenar la propagación del virus y proteger vidas. La República Democrática del Congo ha experimentado 13 brotes de ébola en total, incluido uno que comenzó en 2018 y se cobró casi 2300 víctimas, según la OMS.

 

Los brotes anteriores en la provincia de Equateur fueron en 2020, cuando se informaron 130 casos, y en 2018, cuando se registraron 54 casos, dijo la OMS.

 

El ébola es una enfermedad grave, con tasas de mortalidad que varían del 25% al 90% en brotes anteriores, dijo la OMS. Sin embargo, ahora hay tratamientos efectivos disponibles que mejoran las posibilidades de supervivencia. “Muchas personas en Mbandaka ya están vacunadas contra el Ébola, lo que debería ayudar a reducir el impacto de la enfermedad”, dijo Moeti. “Todos los que fueron vacunados durante el brote de 2020 serán revacunados”.

 

El país centroafricano ha tenido más brotes de ébola que cualquier otro país desde que el virus se descubrió por primera vez cerca del río Ébola en la región norte de la RDC en 1976.

 

El Congo ha sufrido 13 brotes anteriores de ébola, incluido uno en 2018-2020 en el este que mató a casi 2.300 personas, el segundo mayor número de víctimas registrado en la historia de la fiebre hemorrágica.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *