Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El Colectivo de Padres por la Educación Presencial en la República Dominicana (Ppeprd) se ha mantenido firme en la postura de que se deben permitir las clases presenciales con un protocolo de protección contra la pandemia del COVID-19.

 

Asimismo, Ppeprd se ha quejado ante el Defensor del Pueblo para que esta entidad intervenga con los ministerios de Educación y Salud y así aprueben que los 2.8 millones de estudiantes regresen a los centros educativos.

 

En ese orden, indican que más que al virus que ha matado 2,293 personas de 135,157 afectados en República Dominicana, a dichos padres les preocupa la deserción escolar, la violencia intrafamiliar y los efectos psicológicos del aislamiento en los infantes.

 

De acuerdo con las informaciones del colectivo, el próximo viernes tendrán una reunión con un abogado del Defensor del Pueblo para tratar por las vías legales de doblarle el pulso al Ministerio de Educación y que revoque la disposición de que el Año Escolar 2021 sea vía remota.

 

Además, precisan que el objetivo es que todos estudiantes puedan regresar a las aulas, pero entienden que la vía más factible es convocar a los colegios privados para que estos, a su vez, presionen sobre el sistema público y demuestre que con medidas de control y protocolos los estudiantes pueden regresar a las aulas.

 

El próximo domingo, a las 10:00 de la mañana, el grupo ha convocado una protesta pacífica en el bulevar Winston Churchill, entre las avenidas Gustavo Mejía Ricart y Rafael Augusto Sánchez.

 

“No más controlar a la población con miedos y mentiras, no más descartar los derechos de los niños y no ignorar el derecho constitucional de los padres a elegir”, indica la convocatoria en Instagram.

 

El grupo de padres ha solicitado reuniones con el ministro de Educación, Roberto Fulcar, pero este los ha dejado esperando, según indican.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.