Comparte esta noticia con tus contactos

No todas las provisiones deben almacenarse en la nevera. Con algunos, aunque no esté recomendado, no habrá problemas, pero con otros puede ser incluso hasta perjudicial, variando sus propiedades, su textura, aroma y sabor.

Un claro ejemplo de esto son los tomates. A pesar de que son perecederos, tardan un tiempo en quedarse malos. Sin embargo, ponerlos en la heladera hace que el frío altere su proceso de maduración y consecuentemente su aroma y sabor. Debes guardarlos fuera, en un lugar seco y oscuro.

Jamón serrano: aunque puede estar refrigerado, en la nevera pierde sus cualidades. Lo ideal, nuevamente, es guardarlo en un lugar seco, fresco y oscuro.

¿Y el chocolate? De igual manera, al guardarlo en la heladera puede perder intensidad. En este caso, otra vez, lo más recomendado es guardarlo en un lugar fresco y alejado de la luz.

Y tú, ¿Conocías estos detalles?

Comentarios desactivados en Conoce cuales son los alimentos que no tienen que ser guardados en la nevera