Comparte esta noticia con tus contactos

Con la reintegración del comercio en el mercado fronterizo en Dajabón, este domingo, la Dirección General de Migración continúa ejecutando sin pausas alguna los procesos de deportaciones.

En una visita por la zona fronteriza, se observó cómo, agentes de Migración depositaban en el puesto de acogida en Dajabón, para su posterior deportación hacia Haití, a decenas de haitianos, supuestamente indocumentadas, de las cuales la mayoría eran mujeres con niñas y niños pequeños en sus brazos.

Mientras el medio filmaba y tomaba las imágenes de la llegada de los haitianos apresados en diferentes partes de la región norte, agentes de Migración y del Ejército trataron de frenar que se obtuviera imágenes sobre el hecho, incluso ordenaron al fotoperiodista César Jiménez que borrara las imágenes que había grabado.

No fue posible obtener el número exacto de las personas que fueron deportadas en el autobús, sin embargo, se estima en más de cien, por la capacidad de pasajeros del vehículo, el cual arribó repleto.

Mercado funcionó con normalidad

Este domingo desde las siete de la mañana, los comerciantes del mercado binacional de Dajabón reanudaron la actividad comercial, tras casi seis días de paralización por decisión de la sociedad civil haitiana, la cual reclamaba el cese de las deportaciones de sus compatriotas, y contra supuestos maltratos recibidos en el proceso.

Freddy Morillo, presidente de la Federación de Comerciantes de Dajabón, criticó la actitud tomada por los haitianos, contra el comercio, cuando entiende que no es cuestión comercial el tema de las deportaciones.

«Cómo comerciante lo primero es que reconocemos la potestad del gobierno dominicano de tomar medidas soberanas para defender el interés de la república, estamos de acuerdo con las deportaciones para todos aquellos extranjeros que están en condiciones irregular, indocumentados, pedimos que la casa esté en orden», manifestó Morillo.

Dijo, además, «con respecto al intercambio comercial, pedimos que no se vuelva a interrumpir, fue un absurdo que los haitianos tomaran como represalia cerrar el mercado, porque esa actitud le hace más daño a ellos que a nosotros «.

Las mercancías en los camiones de haitianos que estaban varados por el cierre de la puerta haitiana hacia Juana Méndez se estaban dañando, estos en una actitud de no soportar más -explicaron- no les quedó otra opción que, en contra de otros grupos de haitianos, retirar a la fuerza bruta las soldaduras y candados de dicha puerta.

Durante este domingo se observaba cómo se iba descongestionando la zona de aduanas dónde se encontraban estacionadas decenas de furgones con diversas mercancías y productos. Al igual iban cruzando por el puente internacional otros camiones pequeños y motonetas de carga con los productos.

Los comerciantes señalan que el comercio en la frontera es lo que mantiene y les da vida a ambos pueblos, por lo que reiteran la solicitud a los representantes del vecino Haití, a no atentar contra el sostén de los dos países.

«Este lunes nosotros estamos dispuestos a realizar el intercambio comercial», finalizó Morillo, en nombre de la Federación de Comerciantes en esta fronteriza localidad.

El intercambio comercial genera entre 70 y 80 millones de pesos durante las ferias de los lunes y viernes, que son los días tradicionales en que se lleva a cabo el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *