Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El exdirector de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), imputado del caso antipulpo, Francisco Pagán, se habría hecho el enfermo para que le cambiaran la medida de coerción y ser enviado a su casa.

 

Se recuerda que Pagán fue ingresado en el hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal el pasado jueves, pero muchos cuestionan que fuera real su supuesto mal estado de salud, luego que dos centros de salud descartaron que el imputado del caso antipulpo curse una  enfermedad cerebrovascular aguda.

 

Luego de todo el aparataje para variar la medida que se le impuso por el Ministerio Público, será retornado al Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres (CCR-XVII) luego de concluir una tercera evaluación médica a cargo de un equipo de Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

 

El personal médico de Cedimat determinó que, ante los hallazgos encontrados, el interno, de 73 años de edad, “no está cursando con una enfermedad cerebrovascular aguda”.

 

En ese sentido, concluyó que su cuadro clínico, “pudiera tratarse de una manifestación somatomorfa de etiología psicógena, por lo que sería prudente una valoración por un psiquiatra”.

 

Los médicos del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria llevaron a Pagán para ser evaluado en Cedimat (Centro de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina) luego de que fuera dado de alta de la clínica Corazones Unidos.

 

El interno fue trasladado a Corazones Unidos por un “P/B accidente cerebrovascular isquémico en evolución” diagnosticado en el Hospital Juan Pablo Pina, de San Cristóbal, en donde fue internado el jueves.

 

Los profesionales de la Medicina de Corazones Unidos descartaron el diagnóstico inicial, tras diferentes estudios, “ya que no hay compromiso vascular”. Por lo tanto, procedieron a dar su alta médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.