Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El empresario Josué Cabral dijo que en la República Dominicana no se puede hablar de justicia porque esta no existe en el país, y le pidió al presidente del Grupo Punta Cana Frank Rainieri, que le devuelva los terrenos que les robó y por lo que ha luchado durante muchos años.

“No se puede hablar de Justicia sin también mencionar la injusticia, ya que son los dos lados de la Moneda. Aunque el propósito de Dios siempre ha sido que en ambos lados permanezca solo la Justicia y es por eso que prefiero centrarme en enseñar solo sobre la Justicia ya que es de la que hay más necesidad en el mundo y es de la que más escasos conocimientos tiene la humanidad”, dijo el señor Cabral.

Asimismo, el financiero recalcó que muchas personas consideran que cuando se habla de Justicia solo se refiere a tribunales, jueces, abogados y demás,  pero que no es solo así, debido a que va mucho más allá de eso, tanto que con lo que más se podría comparar es con la luz de un potente rayo láser el cual se proyecta desde Dios atravesando todos los universos creados y a su paso  trasciende el tiempo, el espacio y la materia, auto-sustrayendo y retornando a su fuente de origen (Dios).

Josué Cabral señaló que es posible que te haya sido un poco complicado  entender esa definición de la justicia, pero que también lo puede explicar en un lenguaje más sencillo y es que de la justicia nadie, absolutamente nadie escapa.

“Escuchad cielos y hablaré; y oiga la tierra los dichos de mi boca. Goteará como la lluvia mi enseñanza, destilará como el rocío mi razonamiento, como la llovizna sobre la grama, y como las gotas sobre la hierba, porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro Dios, él es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos sus caminos son rectitud, Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él, es Justo y recto”, agregó.

Por último, el apoderado añadió: “la corrupción no es suya, de sus hijos es la mancha, generación torcida y perversa, ¿Así pagáis a Jehová, pueblo loco e ignorante? ¿No es Él tu padre que te creó? Él te hizo y te estableció.  Deuteronomio 32:1-6. Hay más para ti hoy en la Escuela Dominical. ¡Amén!”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.