Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- La expareja sentimental del ex pelotero dominicano de Grandes Ligas David Ortiz, Fary Almánzar, pidió a los jueces de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional ratificar la decisión del Quinto Juzgado de la Instrucción que ordena a la Fiscalía del Distrito Nacional continuar la investigación  por violencia de género contra el ex jugador de los Medias Rojas de Boston.

 

A través de un comunicado de réplica enviado por sus abogados el licenciado Jorge Graciany Lora, y los doctores Fidel Ernesto Pichardo Baba, Jorge Lora Castillo e Ingrid Hidalgo, pidieron rechazar la apelación que hizo la Fiscalía del Distrito Nacional a la decisión de la jueza Arisleyda Méndez Batista, del Quinto Juzgado de la Instrucción que dispuso la continuación de la investigación.

 

“Aparentemente, ese Ministerio Público debe garantías del archivo obtenido, y para no tener que asumir las  consecuencias de echar  hacia atrás operaciones, no jurídicas, se vale de lo jurídico para revocar, lo que la justicia ha reparado, simplemente ordenándose hacer lo que debió ser realizado desde el primer instante en que la señora Almanzar,  depositó la denuncia, investigar”, expresa el escrito.

 

En ese orden, definieron a Ortiz, como un individuo egocéntrico, creído, soberbio, y sumamente atropellante, nada que ver con la imagen carismática, afable, humilde, y sencillo que se muestra como pelotero, debemos tener pendiente que fuera del hombre que vistió el uniforme y que se ganó el respeto y la admiración de todos, existe un hombre de carne y hueso, que se ha pasado la mitad de su vida abusando psicológica y físicamente a la madre de su hijo menor.

 

Además, explicaron  que la Fiscalía del Distrito Nacional dispuso el archivo de la querella presentada contra el ex pelotero, por violencia de género, sin hacer una sola diligencia de investigación, más allá de solo escuchar y efectuar una simple y somera evaluación psicológica al momento de depositar dicha denuncia,  y procedió a su archivo.

 

El archivo dispuesto por la fiscal Ramos, a pesar de que el celular propiedad de la señora  Almánzar, donde están evidenciadas las amenazas, invectivas y coerción constate, nunca fue enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), aún cuando el mismo permaneció aproximadamente tres meses  en manos de la Unidad de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales de  la Fiscalía del Distrito Nacional, ubicado en  la avenida Rómulo Betancourt, para su análisis y cuando  entregaron el aparato,  no encendía, no tenía batería,  problema para cargar por lo que la señora Fary, tuvo  llevarlo  arreglar.

 

“El Ministerio Público, según nuestra limitada y corta experiencia, apela, cuando un Juzgador se extralimita y archiva, descarga  o inadmite una acusación, NUNCA cuando es ordenada la continuación de una investigación”, precisan los abogados sobre lo sorpresivo de los actos que envuelven todos los temas jurídicos de los Ortiz – Almanzar.

 

Dijeron que lo que mueve a preocupación y sorpresas es que, el Ministerio Público que debe investigar, que debe ser objetivo, que debe ser equidistante entre las partes, se ponga del lado de una de ellas, para  afectar los derechos de la otra.

 

“Esto a más de absurdo, ilegal, es a nuestro modo de ser, inaudito”.

 

Los abogados indican que los fiscales al parecer olvidan que estos problemas legales no son los únicos que dejan entrever una actitud «anti deportiva» y ligada a la violencia del  Ortiz, pues como se debe recordar el mismo fue objeto de un atentado contra su vida, que hasta el día de hoy sigue pendiente de juicio de una audiencia ante el tribunal competente, suceso que ha puesto en entredicho los argumentos sobre tal incidente, así como sus relaciones con personas, que aparentemente, no resuelven sus problemas con los demás por las vías legales ni civilizadas. Este caso ha sido reenviado en tres ocasiones y en ninguno ha hecho acto de presencia.

 

Casos que por demás mantienen a la señora Almanzar preocupada por las secuelas que pueda quizás tener sobre la integridad física de ella y del hijo procreado con Ortiz.

 

Dentro de los pronunciamientos los Abogados de Almanzar  también Alegaron que el señor David Ortiz ha llegado al extremo de no mantener a su hijo, incluyendo todo tipo de ayuda para gastos médicos, colegiatura así como de alimentación del hijo aún menor de edad, procreado  con la señora Fary Almánzar, con quien tuvo una relación pública, continua y a los ojos de la sociedad dominicana, por más de 23 años, es decir desde que ella tenía casi 17 años de edad, relación que inició varios años antes de su boda en los Estados Unidos de América, y antes de que pensara en ser el Big Papi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *