Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo – El Senado de la República convirtió en ley a unanimidad el proyecto de Extinción de Dominio para el decomiso de bienes ilícitos en la República Dominicana, acogiendo las más de cuarenta enmiendas que hizo la Cámara de Diputados. La iniciativa legislativa ahora pasa al Poder Ejecutivo, donde se sopesará su promulgación u observación.

 

Cabe indicar que la pieza deja atrás más de 12 años de debates congresuales, y tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, fue sancionada de manera unánime, siendo su categoría, orgánica.

 

En este día final de la primera legislatura, los senadores se reunieron para revisar más de 40 modificaciones y concluyeron en que las enmiendas mejoran mucho más la pieza. Este precepto se analizó en una comisión bicameral por espacio de año y medio.

 

El proyecto de ley de extinción de dominio resurge de la fusión de dos proyectos de ley de la misma naturaleza, autoría del senador Antonio Taveras Guzmán (provincia Santo Domingo), mientras que un segundo proyecto es de los senadores Félix Bautista, Aris Yván Lorenzo y José Del Castillo Saviñón.

 

Tiene el objetivo de establecer el marco legal para la regulación de la extinción de dominio de bienes ilícitos, definir las consecuencias y facultades de las autoridades responsables de su aplicación, reconocer los derechos y garantías de los intervinientes, sentar los principios fundamentales para el funcionamiento del sistema de administración de los bienes decomisados, así como el procedimiento requerido para su declaración judicial a favor del Estado dominicano.

 

El inicio de los debates, luego de que la mañana de este martes fueron revisados los cambios que recibió la norma, lo marcó la auto adjudicación que se hacían los tres principales bloques partidarios en el Senado.

 

Desde la bancada del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), su vocero, Yván Lorenzo, afirmaba que esta ley es hija de esa organización; en tanto, la Fuerza del Pueblo alegaba que esta regla está contenida en la Constitución de 2010, nacida en el gobierno del expresidente de la República, Leonel Fernández.

 

A esto, los legisladores del Partido Revolucionario Moderno (PRM) manifestaron que ha sido por la voluntad de esta organización que hoy se tiene ley de extinción de dominio.

 

La normativa también castiga la trata de personas, incluyendo la explotación sexual de menores (pornografía infantil), además, sanciona el tráfico ilícito de órganos humanos, secuestro, desfalco y estafa al Estado, así como la infracción relacionada con el terrorismo o su financiamiento.

 

La extinción de dominio es un procedimiento independiente y autónomo a lo penal, civil, administrativo arbitral, la misma no será obstáculo para iniciar un juicio en esta materia, por la existencia de cualquier otro proceso judicial.

 

Opinión de los senadores

 

Antonio Taveras Guzmán, uno de los proponentes de esta iniciativa dijo que: “Hemos logrado una ley que no deja cabida a la impunidad del pasado ni del presente”.

 

Aseguró que esta ley tiene todas las vías necesarias para lograr sus objetivos de perseguir eficazmente los ilícitos que emanan de la corrupción.

 

El senador Ricardo de los Santos expresó que todos los senadores deben sentirse orgullosos de que hoy se apruebe esta Ley, que será una iniciativa que motivará a los jóvenes a trabajar con pulcritud y con transparencia, porque esta Ley sancionará todo ilícito, la corrupción y el crimen organizado.

 

Declaró que “somos un Congreso Nacional bicameral, por lo que no podemos sentirnos aludidos, sino sentirnos satisfecho porque en la Cámara de Diputados se corrigieron los errores que se pudo conocer en el Senado. Pero qué bueno que hoy le damos al país una ley que solicitaron por años diferentes sectores de la vida nacional”.

 

De su lado, el senador representante de la provincia Monte Plata, Lenin Valdez, consideró que ha sido en la gestión 2020-2024 cuando se ha tenido, la voluntad y el interés de dar al pueblo dominicano la anhelada ley de extinción de dominio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.